Google+ Cómo dar un masaje erótico a tu pareja y reavivar vuestra pasión / Masajes Eroticos Madrid | Erotic Massages Madrid Cómo dar un masaje erótico a tu pareja y reavivar vuestra pasión

Cómo dar un masaje erótico a tu pareja y reavivar vuestra pasión Masajes


Al comenzar una relación, todo es novedoso e increíble. Sus manos, su piel, la forma en la que os tocáis, os miráis… Hay sentimientos y nuevas sensaciones que disparan vuestras emociones. El sexo de los primeros años suele ser el mejor. No se trata de generalizar, pero es una realidad. En muchas parejas, no sólo de España sino también del mundo, se acaba apagando la pasión por monotonía, aburrimiento y falta de ganas e imaginación. ¿Te suena esto de algo?

Masaje Parejas Madrid

 

Llegados a este punto, podemos usar nuestro ingenio, probar cosas nuevas y volver a encender la vela de la pasión, momentáneamente apagada. Si no actuamos, es probable que esta monotonía o “aburrimiento parejil” desemboque en infidelidades o incluso en algunos casos, en la ruptura de la relación. En el artículo de hoy vamos a exponer una breve guía de iniciación a los masajes eróticos, tanto para él como para ella. ¡Seguro que ambos lo agradecéis!

Pasos para realizar un masaje erótico

- Crea un ambiente idóneo. Prepara una luz tenue, rojiza, compuesta por velas o lámparas con baja intensidad. Enciende un poco de incienso para aromatizar la habitación y pon algo de música relajante, a un volumen ambiente. - Adoptad una posición masajista-masajeado. Tumba a tu pareja en la cama, comienza boca a bajo e inicia un masaje que comience por la cabeza, suavemente y ve bajando al cuello y los hombros. Tú puedes estar encima suyo, a un lado o de pie. Está permitido (y recomendable) la utilización de aceites corporales. - Escucha las sensaciones de tu pareja. Después de una fase de inicio donde msajeamos cabeza, cuello y hombros, continuamos amasando el resto de su cuerpo hasta los pies. Escucha los susurros, atiende a sus sensaciones y haz hincapié en las zonas que notas que está sintiendo más placer. - Masajeamos la parte frontal. Una vez nuestro “paciente” está completamente relajado, tras friccionar la parte trasera de su cuerpo, le damos la vuelta. Masajeamos la parte frontal bordeando sus zonas erógenas sin llegar a tocarlas. Todavía estamos en fase de inicio de excitación. - Masajeamos las zonas erógenas. Después de frotar todo el cuerpo de nuestra pareja, comenzamos con las zonas erógenas, ya nos lo está pidiendo. Iniciamos los movimientos en los pechos y pasamos a la zona inferior, donde se encuentra el pubis. - De menos a más. La excitación es progresiva, en el caso del hombre podemos comenzar con los testículos e ir poco a poco haciéndonos con el pene. En el caso de la mujer, vamos de labios exteriores a interiores hasta llegar clítoris. Poco a poco. Podemos también frotar el ano en ambos sexos. - Ha llegado el momento del orgasmo. En la etapa final del proceso, vamos a provocar el orgasmo en nuestra pareja y, si queremos, también el nuestro. En esta fase pueden intervenir besos, tocamientos mutuos, sexo oral e incluso llegar al coito. La excitación es máxima y la pareja es libre de elegir cómo llegar al orgasmo.

Algunas anotaciones

Recordamos que, a no ser que seamos masajistas profesionales, este masaje no consiste en eliminar contracturas u otras molestias musculares. Nuestra finalidad es dar un masaje sensual y relajante a nuestra pareja para posteriormente despertar excitación y acabar en un orgasmo individual o común. Como nota adicional, durante el masaje siempre tratamos de relajar al máximo a nuestra pareja y le ayudamos a que ralentice su respiración. Podemos hacer el masaje desnudos o semidesnudos y frotar así también nuestros cuerpos. Os dejamos con un video de Carolina Martín de Femxy hablando de este tipo de masajes


Related Posts

7 beneficios de los masajes eróticos que quizá no conocías
Masajes

One Response

  1. […] Preparamos una habitación con una luz tenue, encendemos un poco de incienso y escogemos un aceite corporal de un aroma que te guste tanto a ti, como a tu pareja . Os tumbáis en un sitio cómodo en disposición de dar y recibir un masaje. Preguntamos al que va a recibir el masaje dónde siente más tensión, para tener localizadas esas partes, aunque le masaje debe realizarse desde la cabeza hasta los pies. Comenzamos con un buen masaje relajante, lento, con mucha suavidad y… si quieres continuar aprendiendo, lee este post sobre cómo dar un masaje erótico a tu pareja. […]